¿Cómo elegir el pediatra correcto en el extranjero?

¿Cómo elegir el pediatra correcto en el extranjero? La elección del pediatra es un tema que siempre pasa por la referencia de amigas, colegas, abuelas y madres cercanas, quienes según su juicio de valor y experiencias pasadas, cada galeno es o no el médico indicado para tu bebé.

Hoy te mostramos diez puntos adicionales que debes tener en cuenta a la hora de elegir el médico para tus pequeños.

¿Cómo elegir el pediatra correcto en el extranjero?

  1. Escucha recomendaciones. Nada como consultar con otras madres y amigas, las experiencias con sus pediatras. Ellas te darán buenas y malas referencias, que sólo podrás comprobar asistiendo a la consulta. Recuerda que cada familia es única y al igual que con las guarderías, las calificaciones, dependen de las experiencias de cada quien.
  1. Ubicación del consultorio. El pediatra podrá ser el mejor, pero si no se encuentra en una zona cómoda para ti y tu familia, será casi imposible asistir con regularidad y sobre todo, ser constante que las visitas obligatorias del bebé, en cuanto a vacunas, controles y demás revisiones propias. Prefiere médicos que estén a tu alcance o que posean varios consultorios, de modo que puedas elegir cuál es más cómodo.
  1. Horario de consulta. Parece mentira, pero el horario de atención es primordial a la hora de seleccionar tu médico. Si sólo atiende en la tarde o únicamente en la mañana, deberás sopesar si se ajusta a tus necesidades, más aún si eres una mamá trabajadora. De igual modo, pregunta por el sistema de citas. Si atienden por orden de llegada (lo cual es fastidioso porque te obliga a madrugar y durar horas sentada esperando) o si poseen sistema de citas telefónicas, que te permita elegir la hora y el día. Recomendamos este último.
  1. Disponibilidad del médico. Elige siempre a un doctor que esté disponible para consultas telefónicas y emergencias, las 24hrs del día. Aunque te suene exagerado, el apoyo de un pediatra cuando tu hijo tiene un palo de fiebre a las 3:00am, es fundamental para calmar los nervios de una madre primeriza. Muchos médicos te dan esta información en la primera consulta y se ponen a la orden para que llames a cualquier hora. Eso sí, no abuses con consultas rutinarias cada cinco minutos.
  1. Salud preventiva. Fíjate si el doctor que vas a seleccionar se preocupa por hacer historia, seguimiento y chequeos preventivos en la salud de sus pacientes. Un buen pediatra, está atento a la prevención y siempre hace seguimiento de las enfermedades anteriores del bebé, peso, talla y evolución. Llevar un estricto control clínico de los bebés, es importante para poder monitorear su salud.
  1. La entrevista.  Recomendamos los pediatras que preguntan de todo. Cómo fue el embarazo, cómo nació, cómo está durmiendo, cómo es su comportamiento en casa… No se trata sólo del chequeo de rutina (nariz, boca, oídos), la consulta debe comenzar siempre por una entrevista sobre la vida cotidiana del bebé, para saber si todo está en orden. Su parte afectiva, emocional y física.
  1. El mejor amigo de tu hijo. Sabes que es el pediatra indicado, cuando tu hijo se emociona porque va a su consulta. Un pediatra no debe causar miedo, sino empatía. La relación del pediatra con los niños, debe ser cercana y amena. Debe existir carisma y amor, para poder atender a un niño.
  1. El consultorio. Tal vez para muchos padres esto sea un aspecto secundario, pero si estamos hablando de elegir el pediatra adecuado, este debe tener un consultorio óptimo donde atender a sus pacientes. Debe ser cómodo y agradable para los niños. No es lo mismo, un camilla fría de hospital, que un consultorio colorido, con juguetes y medios de distracción, que ayuden al niño a disminuir la ansiedad de la espera, la cual suele ser larga.
  1. Interés en los padres y el niño. Un buen doctor, escucha y presta atención a inquietudes de los padres y no hace desestimaciones, de sus preocupaciones. A veces muchos pediatras tratan de manera brusca, cuando una mamá siente un miedo exagerado por algo. Es allí cuando precisamente, el pediatra debe saber comunicarse y aclarar con paciencia.
  1. Revisión exhaustiva. Finalmente, el pediatra adecuado para ti y tu bebé, es atento en su revisión o chequeo mensual. Se toma su tiempo para explicarte lo que está haciendo y en qué consiste la recete médica y por qué está eligiendo esos medicamentos.

Esperamos que estos tips ayuden a esclarecer sus dudas sobre cómo elegir el pediatra adecuado para ustedes y sus hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *