Fiebre: qué hacer y cómo actuar

La fiebre despierta la alarma de cualquier madre para avisar qué algo no anda bien con nuestros niños. Por esta razón, es importante saber cómo actuar de manera correcta y derribar algunos mitos.

De acuerdo  la Dra. Isabella Ferrari, pediatra neonatólogo “en ocasiones tomamos la temperatura colocando la mano o besando la frente de nuestros peques. Sin embrago, la única forma de saber la temperatura exacta es usando el termómetro”.

En el mercado se encuentran varias opciones, desde bandas táctiles pasando por los digitales, hasta los tradicionales termómetros de vidrio. Cuando usas termómetros convencionales, las escalas de temperaturas para saber que hay fiebre son las siguientes:

  1. Cuando se mide en el recto, mayor a 38° C
  2. Cuando se usa en la boca, mayor a 37.5°
  3. Cuando se toma en la axila, mayor a 37.2° C.

Ferrari recomienda que “en caso de que tu bebé esté recién nacido, lo indicado es tomar la temperatura vía rectal y llamar inmediatamente a tu médico”.

No concentres la fiebre

Hay quienes insisten en que hay que abrigar a los niños cuando hay fiebre para que “la suden”. Esto es falso. Concentrar el calor, sólo hará que suba más la temperatura.   Cuando los niños tienen fiebre, lo recomendable es colocar ropa ligera y dejar brazos y piernas al descubierto, en habitaciones ventiladas y frescas.

Cero duchas heladas

Anteriormente se pensaba que apenas alguien tenía fiebre, lo mejor era darle largas duchas de agua fría y en caso extremos de agua helada. Esto no es correcto.   El choque de temperatura es lo que puede provocar convulsiones en los pequeños. Lo ideal es ofrecer baños de agua tibia o temperatura ambiente (en caso de climas tropicales) no mayores a 30 minutos. Luego secar, colocar ropa ligera y descansar.

Evita la automedicación

Muchas veces pensamos que como ya le han enviado un antibiótico para la fiebre, ese mismo servirá para los siguientes casos ¡Falso!   Los antibióticos siempre deben ser recetados por el médico, no podemos administrar un medicamento sin conocer la causa de la fiebre, ya que el cuadro de salud pudiera empeorar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *