Dolor de cabeza y remedios caseros

Si sufres de dolor de cabeza, este post es para ti. Luego de sufrir un derrame cerebral, han sido muchas las recomendaciones de mis médicos, comenzando por una buena alimentación, un estilo de vida más tranquilo alejado del estrés, ejercicios, terapias y finalmente, el consumo de recetas naturales a manera preventiva.

Quienes me siguen, saben de mi largo y amplio historial de migrañas, es por eso que los doctores que me han tratado, han sugerido recetas naturales, no para calmar, sino para prevenir y evitar el dolor de cabeza o minimizarlo en sus inicios, con la finalidad de evitarme el consumo excesivo de drogas para el dolor.

Según la definición, dentro del término dolor de cabeza (cefalea) existen varios tipos de dolor, como la cefalea tensional, la migraña y la cefalea en racimos.  Se cree que los dolores de cabeza se encuentran entre las molestias más comunes.

Existen muchos fármacos para tratar el dolor de cabeza, pero hoy te ofrezco los remedios caseros que han sugerido los médicos.

Agua natural

De acuerdo a los médicos, una de las causas más frecuentes de los dolores de cabeza es la deshidratación.  Lo recomendable son ocho vasos.

Aromaterapia para el dolor de cabeza

Los aceites esenciales de Lavanda, Mejorana, Eucalipto o Manzanilla pueden ayudar a mejorar los dolores debido a que nos relajan. Esto suele usarse de forma preventiva y como terapia anti estrés.

Prepara té de manzanilla.

Las abuelas siempre hablan de la manzanilla para relajar y calmar las penas. Toma un té de manzanilla en un lugar tranquilo, también puedes hacerte un baño de manzanilla. Una vez más, la clave es controlar la ansiedad, el estrés y prevenir el dolor.

La  cura de cafeína

La cafeína está en analgésicos extra-fuertes, por eso se dice que un poco de café fuerte ayuda aliviar el dolor de cabeza.

Hielo

Coloca un poco en tu frente por unos veinte minutos y trata de relajarte, para aliviar la tensión. Esto te ayudará con el dolor.

En caso de padecer dolores de cabeza de forma continua, lo más recomendable es acudir al médico cuanto antes, puede que el dolor sea el reflejo de algo mayor. Recuerda visitar a tu doctor y hacerte los exámenes de rutina una vez al año.

Controla tu peso, cuida tu alimentación y mantén una rutina de ejercicios regular.

Espero estos consejos te ayuden. Con amor, Sibyl Perret-Gentil

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *