Cómo limpiar los oídos del bebé

Cuando tenemos un niño, son muchos los cuidados que vamos aprendiendo en la medida que estos pequeñitos van creciendo. Limpiar los oídos del bebé, es uno de ellos.

El oído de los chiquiticos, es muy delicado. Su canal auditivo es más corto y por tanto, más vulnerable a los enfriamientos y posibles agentes agresivos exteriores como el polvo, el aire, el agua y las bajas temperaturas.

 

Tips para limpiar los oídos del bebé correctamente

Para aprender sobre la higiene del oído de tu bebé, te ofrecemos estos tips:

  •        Usar una gasa humedecida por el pabellón auditivo, sin frotar y sin olvidar la parte de los pliegues detrás de las orejas.
  •        Nunca se deben introducir los bastoncillos en el oído, con ello se consigue empujar la cera hacia dentro y puede lesionar el tímpano.
  •        La cera va saliendo por sí sola, no se debe intentar sacar con nada.
  •        En el agua hay que evitar las inmersiones bruscas y que no permanezca mucho tiempo en remojo, el agua macera el tímpano y aumenta el riesgo de proliferación de hongos o bacterias.
  •        Los ruidos fuertes y la música muy alta deben evitarse en presencia de un bebé, su audición es más aguda y sensible que en las personas mayores, y podría dañarle.

 

Y cómo saber si hay una infección en el oído

Tu niño puede tener una infección del oído si:

  •        Se queja de dolor de oídos
  •        Se queja que no puede oír bien
  •        Tiene fiebre de más de 100 ºF/ 39°C
  •        Le sale líquido de los oídos
  •        Se tira del lóbulo de la oreja
  •        Llora mientras se alimenta

Todos estos síntomas están relacionados a la  otitis. Se trata de una infección en el oído detrás del tímpano (oído medio). En la mayoría de los casos, las infecciones del oído ocurren en niños que han tenido un resfriado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *