Beneficios de la lechosa en el embarazo

La lechosa es una de las frutas tropicales más consumidas por los latinos. Su versatilidad y sabor dulce, la hacen altamente apetecible por grandes y chicos. Desde jugos, dulces y batidos, esta fruta aporta una amplia gama de beneficios, por lo que consumir lechosa en el embarazo es especialmente importante.

De acuerdo a Auris Lismmen, nutricionista y asesora de lactancia “el momento ideal para consumir lechosa es en la mañana de forma natural en trozos y sin azúcar, ya que su alto contenido en vitaminas nos ayuda a mejorar la digestión y mantiene el intestino sano”.  

 

Beneficios de la lechosa en el embarazo

De acuerdo a esta nutricionista, los principales beneficios que aporta esta fruta a las embarazadas son:

  1. Combate el estreñimiento.  Muchas mujeres embarazadas presentan tránsito lento durante el último trimestre y el postparto.  Cuando consumimos lechosa el intestino entra en movimiento gracias a sus altos valores fibrosos.
  2. Aporta vitamina C: Por cada 100grs, la lechosa aporta al menos 800 miligramos de vitamina C, ideal para la madre gestante que debe consumir altas fuentes naturales de vitaminas, calcio y ácido fólico.
  3. Elimina y previene los parásitos. Las semillas de la lechosa ayudan a combatir los parásitos intestinales, debido a que poseen un alcaloide llamado “carpaina” y altos nivel de enzimas proteolíticas.
  4. Mejora la piel en el embarazo. Al ser una fuente de antioxidante por sus vitaminas C, E y Betacaroteno, esta fruta ayuda a que la piel de la mamá esté protegida de los radicales libres que provocan la oxidación y daño celular.
  5. Gran flujo sanguíneo. Los altos niveles de vitamina C y de vitamina E, junto con los antioxidantes como el beta-caroteno y el licopeno de la papaya pueden ayudarnos a reducir la oxidación del colesterol en nuestras arterias.
  6. Ayuda a cicatrizar. Debido a sus propiedades favorece la cicatrización, aspecto importante para  el  momento de parto y la lactancia materna.

Es importante que las mujeres embarazadas sepan, que la lechosa durante la gestación debe ser consumida de forma madura. La variedad de esta fruta no madura, contiene altas concentraciones de una sustancia similar al látex que puede ser tóxica para la madre y el bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *