Bad Moms Christmas , una película para todas

Bad Moms Christmas, una película que si eres mamá tienes que ver. En la industria del cine y la televisión abundan las imágenes de madres perfectas, inmaculadas, con hijos impecables y casas en intacto orden, donde los problemas de solucionan con recetas mágicas en un dos por tres.

Por muchos años la maternidad fue vendida así en series familiares y películas, hasta que la llegada de las redes sociales, mostró un lado más humano y real, de lo que si vive más allá de la perfecta foto familiar.

De esto se trata Bad Moms Christmas o Bad Moms 2, es un film que intenta sacar del closet los trapos sucios de la maternidad, a través del humor y un excelente manejo del cinismo.

En esta segunda entrega de Bad Moms Christmas Mila Kunis, Kristen Bell y Kathryn Hahn, reciben a sus madres en navidad, Christine Baranski, Cheryl Hines y Susan Sarandon, para mostrarle al público, lo estresante que puede ser la maternidad, cuando intentas complacer a tu propia figura materna, que llega hasta en un momento de la trama a ser su alter ego.

La cinta navideña, es ideal para ir en grupo con amigas, disfrutarla a solas o verla con tu madre, para reír a carcajadas y reconocer que no existe la madre perfecta. Es un film catalizador con el cual es muy fácil identificarse.

 

bad moms
bad moms

Bad Moms Christmas está creada para reírnos de nosotras mismas y encontrar un equilibrio entre las expectativas que tenemos de la maternidad idílica, perfecta y soñada y la realidad  que vivimos día a día con nuestras virtudes y defectos , donde hay niños llorando, teteros quemados, ropa por lavar, días de caos, poco tiempo para dormir, mucho trabajo por hacer y estrés, mucho estrés, que poco a poco va desapareciendo a medida que le agarramos el ritmo a esto de ser mamá.

Los diferentes modelos de crianza, personalidad y actitud que muestra la película, hacen que cualquier mamá del planeta, sin importar raza, el idioma o su origen,  pueda disfrutar a plenitud de este rodaje y dejar a un lado los miedos, culpas y juicios.

Los invito a ver Bad Moms Christmas en su sala de cine preferida. Hasta un próximo post, nos estamos leyendo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *